REVISIÓN DE CASO GRATIS

1-800-529-9371

Responsabilidad por productos defectuosos

Todos los productos no son perfectos. Normalmente, las imperfecciones del producto no hacen daño, y el público en general no se da cuenta de ellas.

Sin embargo, hay casos en que los productos defectuosos pueden lesionar y/o matar. Algunos ejemplos de productos inseguros, defectuosos y peligrosos son las sierras circulares, las máquinas cortadoras de césped, las máquinas quitanieves, los columpios de bebés, las llantas Firestone, los automóviles y el asbesto. Los productos defectuosos no se limitan a las maquinarias inseguras. El sector farmacéutico ha comercializado y vendido muchas medicinas nocivas y mortales, como la píldora dietética Fen Phen, y también, entre otros, medicamentos tales como Vioxx, Celebrex y Ortho Evra.

A menudo, todo el producto es defectuoso, y el fabricante lo retira del mercado de todo el país. Uno suele enterarse de estos productos por la prensa escrita y televisión.

En otros casos, el defecto no se hace tan aparente o toda la línea de productos no es nociva, sino que lo peligroso es cierto modelo o tipo del producto. En estas situaciones, los consumidores son más vulnerables ante el daño porque desconocen el riesgo o peligro que entraña el producto hasta después que ocurre la lesión.

Las leyes sobre productos defectuosos existen para ayudar a las víctimas que han sufrido una lesión corporal a consecuencia de un producto defectuoso. Las leyes estatales y federales existen para responsabilizar a las empresas de las lesiones que causan los productos de dichas empresas.

Los defectos de los productos suelen clasificarse en una de tres categorías: (1) el producto se concibió de tal forma que ello causa que el producto sea intrínsecamente inseguro; (2) hay algún defecto o error en la fabricación del producto; o (3) el fabricante del producto participa de tácticas engañosas de comercialización, tales como etiquetas de advertencia concebidas negligentemente, manuales con instrucciones insuficientes, advertencias inadecuadas sobre los riesgos o falta de advertencia de un defecto que averiguó el fabricante después que el producto se había distribuido entre el público en general. El demandante tiene que probar una de estas tesis para salir airoso, al igual que probar el daño corporal y/o económico.

Los casos de responsabilidad por productos defectuosos son muy complicados y costosos. En HKPD disponemos de los conocimientos y recursos para luchar judicialmente contra las grandes empresas fabricantes y ganarles. Nuestros abogados colaboran con peritos e ingenieros conocidos por todo el mundo para formular estrategias triunfadoras y son incansables en reunir los medios necesarios para salir airosos.

Nuestro estudio se encuentra en la disposición de impulsar las demandas por responsabilidad por productos defectuosos a nivel individual o a nivel de acción de grupo. Tenemos experiencia en investigar e impulsar estas demandas, desde la negociación hasta el juicio.

Si a usted o a un ser querido lo ha perjudicado o matado un producto defectuoso, en tal caso, le hace falta un abogado con conocimientos y experiencia en manejar las complicaciones que implican estos casos.

Se ruega que se sienta en la entera libertad de comunicarse con HKPD para una consulta inicial gratis, sin que le cueste nada. A su disposición para ayudarlo se encuentra las 24 horas, los 7 días un abogado de HKPD con experiencia en casos de lesiones corporales.

Para más información:

  • Comisión de Seguridad de Productos de Consumo, de Estados Unidos
    www.cpsc.gov
  • Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos
    www.fda.gov