REVISIÓN DE CASO GRATIS

1-800-529-9371

Lesiones causadas en el proceso de nacer

Hoy más que nunca, dar a luz entraña menos riesgos para la madre y su hijo. Sin embargo, la medicina moderna no ha eliminado las lesiones causadas en el proceso de nacer. Ocurren habitualmente.

Por suerte, la mayoría de las lesiones causadas en el proceso de nacer no es seria –– se resuelven solas a los pocos días de que nace el bebe. Sólo una minoría de las lesiones causadas en el proceso de nacer es grave, y su impacto es a largo plazo.

Durante el parto vaginal, el cuerpo del bebé siente muchísima presión, sobre todo en la cabeza. Al bebé se le pueden hacer moretones en el rostro, cabeza y cuello durante el proceso de nacer. La cabeza se le puede hinchar a consecuencia de la fuerza del parto. El rostro se le puede paralizar, y se le pueden reventar vasos sanguíneos del rostro. Son éstas lesiones ocurridas en el parto. En la mayoría de los casos, estas lesiones se resuelven solas en poco tiempo.

Las lesiones graves causadas en el proceso de nacer frecuentemente afectan el sistema nervioso, y ocurren porque no se llevó suficiente oxígeno al cerebro de la madre, de la criatura o de ambos durante el parto. Cuando el cerebro de la criatura no recibe suficiente oxígeno, el bebé puede sufrir lesiones permanentes, tales como la parálisis cerebral o daños cerebrales.

Otras lesiones graves causadas en el proceso de nacer son las lesiones mecánicas, por ejemplo, cuando se aplican indebidamente los fórceps a la cabeza de la criatura. La Parálisis de Erb (la parálisis del plexo braquial) ocurre cuando el hombro de la criatura y los nervios correspondientes se lesionan durante el nacimiento del bebé. A consecuencia de la lesión, el brazo de la criatura puede estar sin fuerzas, y puede que pierda cierto control de los músculos del brazo, muñeca y dedos. La falta de control de enfermedades, como la eclampsia, también puede causar lesiones graves.

El error médico, a lo que se le suele llamar negligencia médica, es una de las causas principales de las lesiones graves en el proceso de nacer. Los médicos y enfermeras no reconocen los signos del sufrimiento con suficiente rapidez, comenten errores al interpretar los monitores electrónicos fetales o cometen otros errores. De vez en cuando, los médicos y enfermeras no actúan con la suficiente rapidez en una situación de parto en que cada segundo es importante.

Si usted o un ser querido tiene una criatura que sufrió una lesión grave al nacer, entonces, es posible que las leyes garanticen los pagos de los gastos médicos del pasado y futuro, una indemnización por daños morales y el cuidado necesario a largo plazo de la criatura. La responsabilidad legal de sus lesiones en el proceso de nacer puede corresponder a más de un proveedor de atención médica: las enfermeras, médicos, farmacéuticos y /o otros profesionales de la Medicina pueden ser responsables, en parte, según las leyes del Estado.

Los casos de lesiones en el proceso de nacer son complicados y exigen un abogado que tenga un conocimiento detallado de la medicina y de la interacción entre la medicina y las controversias legales. Además, también hay plazos estrictos para presentar la demanda. Cualquier retraso puede causar que las acciones fundamentadas no se puedan presentar porque caducó el plazo correspondiente para ello.

En HKD tenemos la experiencia y conocimientos avanzados para llevar casos de lesiones en el proceso de nacer. Hemos representado a diversas familias que han sobrellevado la tragedia que implican las lesiones graves ocurridas en el proceso de nacer. Se ruega que se comunique con nuestros abogados especializados en lesiones corporales las 24 horas, los 7 días para una consulta inicial gratis. Estamos para servirla a usted y a su bebé.

Para más información: